Conoce a Aitana, instructora de ToGoGym

Conoce a Aitana, instructora de ToGoGym

  • Categoría de la entrada:ToGoGym
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hola! Soy Aitana Leralta y si algo tenía claro desde pequeña es que me dedicaría a ayudar a otros y solo me quedaba por saber ¡cómo! Pero si algo he de reconocer es que hacerlo desde el área de la salud y el deporte no entraba en mis planes. Yo, que la única actividad física que realizaba era la del colegio, y que lo más cerca que estaba del deporte era por televisión. Es curiosa la vida, ¿verdad? 

El caso que es que el Yoga llegó a mi vida en 2011, pero no fue hasta años más tarde cuando me comprometí conmigo y empecé a practicar diariamente, alternando diferentes estilos. Pero lo que más me enganchaba era que no tenía que competir con nadie, no tenía que demostrar nada a nadie, solo estar conmigo y practicar para mi…¡menudo regalo bonito que me hizo la vida! Solo puedo sentirme agradecida por ello. 

El resto es historia. En 2018 empecé a formarme y a la velocidad de un rayo comencé a compartir las clases desde la sencillez, hacerlas tan real como lo eran para mí, porque a pesar de lo que se pueda creer, el Yoga es para todos, tanto si tu cuerpo tiene la flexibilidad de un muelle, la rigidez de un tronco o tu mente está en modo centrifugado de lavadora, ¡da igual! ¡no importa! Si estás vivo, puedes hacer Yoga. 

¿Cómo son las clases? Antes de nada decirte que el único requisito es soltar cualquier expectativa o juicio… conozco todas las excusas para no practicar…. es que el yoga no es para mí, o no soy flexible, o no puedo dejar la mente en blanco o bla bla bla. 

Mis clases son aptas para todos, y si no ya las adaptaremos, lo bueno de esta práctica es que permite tantas posturas como cuerpos, así que no tienes que preocuparte, de eso me encargo yo. Cada práctica es diferente, pero siempre estará sostenida por movilidad articular, posturas más tradionales y trabajo de respiración, lo cual es bastante bueno para que nuestra mente se calle un ratito, que mira que es pesada a veces… Y como guinda del pastel, terminaremos con una relajación donde puedes dormirte si quieres. Como ves todo son ventajas, ¿te animas a practicar? 

Con mucho love, 

Aitana

Deja una respuesta